¿Cómo besar a tu pareja?

BESAR BESOSBien dice la frase que la práctica hace al maestro y en el caso de los besos ocurre lo mismo. Por eso es la formula de como aprender a besar. Mientras más se practiquen, más será la experiencia ganada hasta el punto de decir que eres un gran besador. No hace falta romperse la cabeza pensando hasta que te salga humo, en cómo hacer para practicar el beso, lo natural y con serenidad saldrá mejor.

Sin embargo, si eres de los que necesita un empujoncito para llenarte de confianza y dar tu primer beso, entonces te proponemos dos cosas. La primera propuesta, es que utilices tu propia mano para besar mientras te miras al espejo. Un buen truco para que practiques los besos franceses es haciendo puño, el agujero que queda simulará la boca de quien has de besar y podrás ir introduciendo tu lengua e ir abriendo tu mano para obtener una buena práctica.

La segunda opción es leer nuestros 5 tips para aprender a besar. Con ambos impulsos, solo quedará esperar dar el beso a la persona de quien tanto gustas y disfrutar al máximo el momento.

Nada en esta vida es difícil, pero para que no lo sea es necesario mostrar una actitud positiva, practicar y ganar experiencia para que todo sea más fácil. Estas palabras son totalmente adecuadas si queremos hablar del beso.

No hay persona que haya nacido siendo perfecto besador, es cierto que el acto de besar es instintivo, pero al inicio uno puede pasarse en dar besos con mucha saliva, hacer mucho ruido, besar apurado o dejar sin aire a la persona a quien se está besando. Esto es común en un principio y no debe representar un gran dilema.

Será necesario trabajar en la confianza para dar ese primer beso y así saber como aprender a besar, y esta debe ser mentalizada con la frase “beso bien, debo ir lento pero seguro”. Ir lento es bueno, pero tampoco se debe ir al ritmo de un caracol, ir relajados a una cita es lo que ayudará y cuando el momento del beso se consume, será especial y podrás decir: besar es fácil.

Dato curioso.- La práctica del beso más largo registrado en la historia fue de 30 horas y 45 minutos. La pareja que lo practicó pudo jactarse en ser grandes besadores, pero terminaron en el hospital con fuertes dolores en la cara.